Reseña Exclusivo

AFTERMATH - BURN UP

06/05/2020 2020-05-06 21:00:00 JaME Autor: Ruchesko Traductor: Amai.382 Revisor: L'Arashian

AFTERMATH - BURN UP

Una prueba tosca de un concepto que desborda potencial.


© AFTERMASS. All rights reserved.
Mini álbum CD

BURN UP

AFTERMATH

Como seguidores de la escena visual kei, sabrán que la vida promedio de una banda nueva se ha desplomado en los últimos años. Una tendencia parecida ha comenzado a ganar terreno en la escena del rock femenino. Puede que sea una señal de cuan saludable el movimiento es en la actualidad, a diez años de su resucitación a manos de bandas como SCANDAL. Aun así, si echamos una mirada a alineaciones presentes en antiguas ediciones de WOMEN'S POWER (un evento en vivo de larga trayectoria dedicado a bandas de mujeres) se siente como estar revisando un obituario.

Uno de los actos más interesantes que ha ido y venido durante la última decada es AFTERMATH. Esta banda, formada en 2013 por la guitarrista Kiko, fue quizá la primera banda de rock femenina que tocó en inglés. Siendo liderada en principio por la enigmática, atractiva y rubia Elizabeth y luego por la brasileña Bear, fue esta última la que cantó en lo más cercano que AFTERMATH tuvo a un álbum: su EP de 2015, BURN UP.

Este lanzamiento, de producción propia, es un ejemplo de libro del tipo de lanzamiento temprano que la gran mayoría de las bandas de rock establecidas tienen al fondo de su catálogo: una prueba tosca de un concepto que desborda potencial, que al mismo tiempo pide a gritos la atención de un productor. En el caso de AFTERMATH, esta atención sería para poder enfocar su energía creativa, más que para cualquier otra cosa.


Al principio, BURN UP amenaza con existir en base a las supuestas influencias metalcore de la banda, con algunos jugosos riffs y una pizca de electrónica, solo que sin rugidos de Bear. Luego, llega la tercera canción, el EP cambia su tacto abruptamente, sirviendo una trilogía de ayuda de un rock pesado y limpio que, curiosamente, es ligero en la pirotecnia de la guitarra.

La renuencia de Kiko a desatarse en el diapasón de su guitarra es un tema recurrente a lo largo del disco. No pasa de algunos rellenos gloriosos hasta que llegan a Monster, la cuarta canción en un disco de cinco canciones, donde tiene un solo que supera los quince segundos. Lo poco que la guitarrista nos deja escuchar no deja dudas sobre su habilidad técnica, así que su acercamiento restringido podría simplemente significar que nunca pretendió ser la nueva gran heroína de la escena del rock femenina.

Lo que Kiko y Bear hicieron tras la separación de AFTERMATH, un dúo de rock emo llamado Tip of the Tongue, da algo de crédito a esta teoría. Vaya, si este breve proyecto apenas duró un single y la guitarrista no volvió a verse desde entonces. En noticias más alegres, ami (sobreviviente de DESTROSE) ahora toca bajo con la banda de shoegazer Kani y guitarra con las metalcore de S.T.R.G. 

ANUNCIO

Artistas relacionados

Lanzamientos relacionados

Mini álbum CD 2015-02-18 2015-02-18
AFTERMATH
ANUNCIO