Biografía especial de Mana. Primera parte, autodescubrimiento

archivo - 05.02.2012 17:10

¿Cómo un tímido punk de Hiroshima llega a ser la andrógina estrella del rock que conocemos hoy en día? En esta primera parte de la biografía especial de Mana exploramos su vida desde su infancia hasta Malice Mizer.

Nombre: Mana
Nombre en caracteres japoneses: マナ, 魔名
Fecha de nacimiento: 19 de marzo
Lugar de nacimiento: Hiroshima
Grupo sanguíneo: 0
Altura: 173cm
Aficiones: juegos, películas, cocinar, ballet

¿Quién es Mana?

Mana es músico, compositor, productor, diseñador de moda, creador de tendencias, modelo. La importancia de Mana en la cultura pop japonesa no se puede sobrestimar. Con sus grupos, Malice Mizer y Moi dix Mois, ha conseguido la fama internacional y su marca de ropa, Moi-même-Moitié, es una de las marcas japonesas de moda lolita con más prestigio.

Mana desafía la categorización. Tanto en la música como en la moda, su objetivo es liberarse de las normas y de las ideas preconcebidas y crear su propio estilo único uniendo con armonía elementos en apariencia incompatibles. Su trabajo se centra en temas oscuros, profundos, como la fuerte música gothic metal que compone para su proyecto en solitario, Moi dix Mois. Sin embargo, también puede escribir con la misma facilidad suaves melodías pop, como algunas de las composiciones que hizo para Malice Mizer, y más recientemente, para las presentaciones de la joven cantante y violonchelista, Kanon Wakeshima. Incluso el estilo gótico y lindo es una fusión de polos opuestos. Un individualista radical que quiere animar e inspirar a la gente a confiar en sus propios instintos y a ser la persona que quieran ser, sin importar lo que piensen los demás.

Pero, ¿qué experiencias e ideas han dado forma al innovador artista que vemos hoy? En esta biografía especial, seguiremos la vida personal y profesional de Mana desde el nihilista adolescente punk hasta el internacionalmente aclamado músico y diseñador, a la vez que exploramos el mundo que ha creado para él mismo y las almas afines.

Infancia

Mana nació el 19 de marzo en Hiroshima y es el mayor de tres hijos. Se desconocen tanto su nombre real como el año de nacimiento. Sus padres eran profesores de música y su casa estaba llena de instrumentos de música y de música clásica. Como su madre escuchaba música mientras él estaba en su vientre, se imbuyó en el sonido que más tarde llegaría a ser su marca, incluso antes de haber nacido. Más tarde, sus padres le hicieron aprender piano, pero el joven enérgico, que amaba salir y jugar al fútbol y al béisbol, lo odiaba ya que pensaba con desdén que el piano era para chicas.

Dada la imagen andrógina que ahora abraza, esta aversión hacia las cosas femeninas puede parecer sorprendente, pero las semillas de otros intereses e inclinaciones que más tarde serían importantes en su obra ya estaban presentes en aquel niño. Por ejemplo, le gustaban los cómics de horror y los cuentos de hadas como «Hansel y Gretel», lo que más tarde se reflejó en las imágenes de cuentos de hada y figuras mitológicas, tales como ángeles y demonios, que incorporó en canciones. Su fascinación por la cuestión de lo que significa ser humano, «ningen to wa», y que se convirtió en el tema clave de Malice Mizer, fue en parte provocado por su anime favorito «Youkai ningen Bem», algo así como «Bem, el monstruo humanoide». Tiene una atmósfera triste y cuenta la historia de tres «youkai», seres sobrenaturales que, a pesar de sufrir a menudo abusos por parte de los humanos, tratan de proteger a la población humana y la ciudad de otros monstruos con la esperanza de convertirse en humanos a cambio de sus buenas acciones. Mana también desarrolló una pasión por los vampiros, a quienes asocia con la belleza, la locura, la tristeza y el misterio, y a menudo veía películas de vampiros y de terror a altas horas de la noche.

En el colegio, Mana era inquieto y perdía pronto el interés por las cosas. Las únicas asignaturas con las que disfrutaba eran Arte y Deportes. Le gustaba dibujar, sobre todo imágenes de ciencia ficción y a menudo ganaba concursos de dibujo. También le gustaba la arcilla, pero más que disfrutar con la creación de algo, disfrutaba con la destrucción de lo que había hecho, puesto que sentía que destruir con forma era arte. Sin embargo, su timidez le daba problemas. Odiaba las clases de música porque tenían que cantar uno a uno delante de toda la clase. Tampoco le gustaba ser como todo el mundo. En secundaria se unió a un club de arte dónde fue el único miembro. En la escuela secundaria, no se unió como todos los niños al equipo de béisbol, ya que como era una persona tímida, el sentir todas las miradas fijas en él cuando estaba en la zona de bateo le hacía sentir incómodo. En lugar de eso, se unió al equipo de balonmano, ya que quería practicar un deporte poco popular, no el fútbol ni el béisbol como todo el mundo. Cuando todos los alumnos compraron un determinado tipo de mochila, que él pensaba que era un tanto fea, lo llevó durante un tiempo, pero al final se compró otra diferente. La actitud inconformista que iba a ser el tema principal en su vida y trabajo estaba empezando a despertar.

¡Adiós a la normalidad!

Esto también se empezó a notar en su gusto musical. Hasta la secundaria el joven Mana había estado escuchando lo que era popular, incluyendo a ídolos del pop femenino y bandas de chicos japonesas, como las de Johnnys. Practicaba sus pasos de baile e incluso fantaseaba con unirse a un grupo.

Sin embargo, cuando estaba séptimo grado el heavy metal se hizo popular y él pronto se convirtió en un metalero. Un concierto de Mötley Crüe en Osaka cambió su vida para siempre. Fue la primera vez que asistió a un concierto de rock, y cuando vio a los miembros de grupo vestidos de forma extravagante y a los cosplayers igual de extravagantes, de repente se sitió avergonzado de su apariencia normal. Ese día decidió dar la espalda a la normalidad y en adelante vivir en «el mundo de la corrupción». Comenzó a experimentar con el maquillaje de su madre y transformó su cuarto en una sala de conciertos improvisada. Cubrió las paredes con lona negra, pintó esqueletos en ella y colgó un punto de luz en el techo. Sus padres no compartían su nueva pasión por el rock y estaban horrorizados por el estado de su habitación, sin embargo, logró persuadirlos para que le compraran una guitarra y el lote de batería de Tommy Lee. Por desgracia, la guitarra que le compraron fue una guitarra acústica que nunca tocó. Con el tiempo se compró una guitarra eléctrica y tocaba la batería todo el día en su habitación. Mana estaba listo para comenzar un grupo.

Su primer proyecto fue un grupo de covers de Mötley Crüe, pero pronto se movió a un sonido y una actitud mucho más rebelde. En la secundaria conoció a los Sex Pistols y al darse cuenta de que su necesidad de expresarse era mayor que su timidez, formó un grupo de punk que se basaba en el popular grupo japonés, THE STAR CLUB. Alquilaban centros de la comunidad y para empezar a tocar. Años más tarde, en 2007, convenció a los miembros de su grupo punk de la escuela secundaria, ahora empresarios exitosos, para reunirse bajo el nombre Mana’s Not Dead y tocar públicamente en la fiesta anual de Dis Inferno en el Shibuya O-East. Este espectáculo incluyó peinado punk, maquillaje y trajes hechos a mano, como puede verse en Visual Maru Music Magazine DVD Vol.2. Puesto que las canciones eran covers de THE STAR CLUB les pidieron permiso para publicar la actuación en un DVD.

Sin embargo, no sólo se asentaron las bases para el Mana músico en la secundaria, sino también las del Mana diseñador de moda. Con el fin de expresar el espíritu punk, que dice que todavía hoy día le inspira no sólo a través de la música, sino también visualmente, adoptó un estilo punk en toda regla. Se dejó crecer el pelo más allá de los hombros, y se lo teñía de color rojo brillante o rosa, con la forma de una gran cresta y se ponía botas negras con puntas de acero y llevaba chaquetas de motorista que decoraba con tachuelas y rotulador. Como era de esperar, en ese momento también era miembro del equipo de balonmano, él y sus compañeros de equipo se presentaban a los partidos con el pelo de punta, orgulloso de no ser como los otros jugadores. Una vez más sus padres no estaban contentos. Puesto que eran profesores no querían que su hijo llamase la atención de forma negativa en la escuela y le pidieron que moderase su estilo. Sin embargo, Mana no se dejó intimidar y siguió explorando su nuevo interés por la moda. Personalizó su uniforme escolar, cambió el forro de la chaqueta y le puso tela estampada y le añadió bolsillos; recogía catálogos de las tiendas que vendían uniformes y diseñó su propio uniforme escolar imaginario, junto con las instrucciones de costura. Este amor por el dibujo y el diseño de ropa le llevaría, a la larga, a crear su propia marca, Moi-Même-Moitié.

Masculino y femenino

Después de graduarse en la escuela secundaria Mana no sabía qué hacer con su vida; sólo sabía que no quería ser una asalariado, un trabajador de traje chaqueta. Al final, decidió mudarse a Osaka, dónde se matriculó en una escuela de música y se unió a un grupo punk que se llamaba Girl’e como guitarrista. El grupo sacó dos demos, en una de las cuales Mana hizo la portada, que mostraba a los cuatro miembros del grupo como dibujos animados mientras que en la portada interior estaba Félix el Gato.

Aunque todavía tocaba música punk su estilo había cambiado drásticamente desde sus días de instituto. En unas imágenes de un vídeo de una presentación de Girl’e aparece con ropa de mujer y pintalabios, el pelo le cae libremente por la espalda, a excepción de algunas trenzas decoradas con pequeños lazos. Esta nueva imagen fue el resultado de la evolución de su personalidad. Como niño, había odiado las cosas femeninas y cuando habla sobre los años de adolescencia se describe cómo un «macho man» agresivo que tiene una actitud destructiva y que sentía una ira creciente contra el mundo. Sin embargo, al final de la adolescencia, comenzó a abrirse a su lado femenino o, como él expuso, comenzó a darse cuenta de que también había una mujer dentro de él. Esta nueva concepción lo llevó a creer que el alma de una persona no existe sólo en el mundo actual, sino que trasciende en el tiempo en un círculo de infinitos renacimientos, como explicó en 1999 durante una entrevista con la revista «Da Vinci», lo que llevó al autor a comprarle con el protagonista de la fantástica novela de Virginia Woolf, «Orlando». En esta «biografía histórica» un cortesano isabelino cambia de sexo conforme a lo largo de sus siglos de existencia. Basándose en su experiencia personal, Mana llegó a la conclusión de que los roles de género se deciden de forma arbitraria por la sociedad y que por tanto se pueden ignorar. Siempre le gustó la ropa femenina porque los diseños son más alegres y variados que la de los hombres y después de reconocer su lado femenino empezó a usarlos tanto dentro como fuera del escenario. Por aquella época, eligió un nombre artístico con sonara femenino, Serina.

Con el tiempo se dio cuenta de que realmente el punk ya no era su estilo y comenzó a buscar un sonido más adecuado para la persona en la que se estaba convirtiendo. Se había llevado algunas cintas de música clásica de sus padres a Osaka y ahora, tras años de indiferencia, se dio cuenta de que era prácticamente lo único que escuchaba, sobre todo las del compositor barroco, Johann Sebastian Bach. También desarrolló interés por lo oculto y empezó a coleccionar películas de terror. Le fascinaban las bandas sonoras misteriosas y extrañas, sobre todo la de El Duende, una película del director de culto italiano, Dario Argento. Empezó un nuevo grupo cuya música se inspiraba en las bandas sonoras de películas de terror y, en menor medida, el heavy metal, con guitarra eléctrica, bajo y órgano Hammond. Lanzaron una demo, pero recibió poca atención y acabaron se disolvieron.

En la escuela de música, por su parte, su actitud inconformista y el deseo de expresarse le estaban dando problemas. Estaba menos interesado en el aprendizaje de la teoría musical, quería crear un sonido que fuera el reflejo de su personalidad y se sentía incomodo con las rígidas ideas de la música y de cómo debe sonar esta. Estuvo asistiendo a las clases por un tiempo, pero finalmente lo dejó y se mudó a Tokio para convertirse en músico profesional. Allí conoció a otro joven poco convencional que también soñaba con ser músico. Su nombre era Közi.

Malice Mizer

Mana llegó a Tokio con un pelo verde muy largo y pronto descubrió que, debido a su aspecto, las posibilidades de encontrar un trabajo fijo para mantenerse eran limitadas. Afortunadamente, oyó hablar acerca de un bar-karaoke cerca de su casa dónde lo contrataron a pesar del pelo largo. Este bar tenía un escenario con iluminación, lo que le hacía parecer una pequeña sala de conciertos. Los clientes eran mayoritariamente jóvenes de grupos que iban a cantar canciones occidentales o canciones de sus grupos y la mayoría de los empleados también tocaban en grupos. Uno de ellos era un joven de Niigata, llamado Közi. Közi, quién se ha descrito a sí mismo como bastante guapo, estaba sorprendido por la apariencia de Mana, pero también pensaba que debía ser una persona realmente interesante y decidió ser su amigo. Descubrieron que vivían en el mismo barrio y Közi empezó a pasar el rato en casa de Mana, sorprendido por la cantidad de películas de terror que tenía su nuevo amigo.

Tiempo después, Mana y Közi fueron invitados a ayudar en el grupo Mantenrou, cuyo guitarrista Kenichi era un compañero de trabajo en el bar de karaoke. Közi se unió como segunda guitarra y Mana en el bajo. Ya había abandonado su nombre artístico Serina, a favor de Mana, que cuando se escribe en kanji se escribe con el carácter de «魔» que significa «espíritu maligno» y «名» que significa «nombre». Sin embargo, sólo eran miembros temporales, y cuando Mantenrou se separó seis meses más tarde decidieron formar su propia banda. Mana ya había pensado en la música, el estilo y sobre el uso de elementos teatrales como parte de la puesta en escena. Su objetivo era combinar la tristeza y belleza de las melodías con la velocidad de la música rock y líneas vocales que fueran melódicas y fáciles de escuchar. Sin embargo, no estaba interesado en el patrón habitual de un guitarrista principal y un guitarrista secundario, con ambas guitarras armonizando durante el estribillo. Quería traer elementos clásicos a la música mediante el uso de un sonido del medievo europeo, guitarras gemelas, por el que dos guitarras tocan melodías diferentes que, juntas, se convierten en la parte real de guitarra de una canción. Pero lo más importante para él era que la música del grupo fuera algo único y nuevo, no algo que podría clasificarse aquí o allá.

Incluso antes de que Mana y Közi hablasen acerca de la música o del grupo, a menudo tenían conversaciones que requería profundos pensamientos, tales como el concepto del tiempo, qué era el destino y si se podía cambiar o la cuestión de lo que significa ser humano. ¿Qué se esconde en las profundidades del corazón humano? Hablaban de esas cosas casi con más entusiasmo que al hablar de música y, a menudo, pasaban toda la noche debatiendo. A partir de esas conversaciones poco a poco se construye el concepto del grupo con la pregunta «¿Qué es humano?» como tema principal. Mana decidió el nombre del grupo, Malice Mizer, basado en las palabras francesas para «malice», «malicia», y «misère», «miseria» porque cada persona tiene un lado malicioso y la miseria es algo que puede llegar en cualquier momento. Quería expresar a través de la música que hay detrás de esa miserea. Para él, era como una misión que tenía que cumplir. Incluso afirmó que no se gustaba a sí mismo hasta que se convirtió en músico y sintió que por fin había encontrado el propósito de su existencia. Como bajista, reclutaron a Yu~ki (ex-ZE:RO), a quien habían conocido cuando actuó en la misma sala de conciertos que Mantenrou, Tetsu (ex-NERVOUS) como cantante y como batería, Gaz (ex-DATURA), que pronto sería remplazado por Kami (ex-Kneuklid Romance). Así, en agosto de 1992, nació Malice Mizer.

A pesar de que Mana era el líder del grupo y compositor principal, en conjunto se veían como cinco personas diferentes, cada uno con su propia personalidad, metas e ideas, que trabajaban justos para hacer de Malice Mizer un única obra de arte. Cuando se reunían para componer discutían la dinámica de cada canción y cómo encajar mejor las líneas. Una gran cantidad de pensamientos les llevó a la creación de armonías entre los instrumentos, especialmente la interacción entre las dos guitarras.

Mana seguía negándose a aprender teoría musical porque encontraba aburridas las progresiones habituales en las canciones y no quería utilizar el tipo de melodías y armonías que utilizaban otros grupos. En su lugar, ideó una forma de componer basada en las sensaciones y que todavía utiliza hoy en día. Primero imagina una historia en su cabeza y entonces elige los sonidos que se adaptan al paisaje de la historia. A pesar de componer con la guitarra o el teclado, no es consciente de los acordes que utiliza y no sabe como se desarrollará cada canción. En lugar de intentar hacer cualquier estructura particular, lo deja fluir naturalmente desde sus emociones y sentimientos y los coloca de una manera que sienta que se ajustan a la composición. Como resultado, sus composiciones suelen cambiar el ritmo o la clave, tienen melodías múltiples y por lo general son impredecibles.

El joven grupo no tenía grades ambiciones de pasar a ser major. Tocaban en sitios donde apenas entraban diez personas y simplemente se divertían viendo como su mundo iba tomando forma poco a poco. Los cinco músicos hacían todo ellos mismos, desde la creación de sus trajes, decorados del escenario y folletos hasta abrir y cerrar las cortinas del escenario. Más tarde incluso irían a ofrecer sus discos a las tiendas de música. Sin embargo, no quieren actuar simplemente como otros grupos; querían fusionar imagen y sonido dentro de espectáculo que fuera como una hermosa película. Con este fin, llevaban elaborados trajes y maquillaje que complementasen las historias que contaban en sus canciones y decoraban el escenario como si fuera una escena de una película: un castillo de un vampiro, un parque de atracciones o un campo de batalla de la Guerra Mundial. La idea era atraer a la gente a sus conciertos con la atmósfera de la puesta en escena y el aspecto como de ópera, mostrándoles algo que desafiaría sus nociones de lo que un grupo debe ser.

Al principio, todos se burlaban de ellos y en muchas ocasiones tuvieron que ignorar comentarios burlones. Sin embargo, Mana había esperado ese tipo de reacción y escuchó tan atentamente tanto lo que la gente odiaba como lo que les gustaba porque quería compartir sus ideas con el mundo. A pesar de que tenía poco interés en la corriente dominante de la cultura pop en sí misma, quería que Malice Mizer actuara como puente entre lo clandestino y la corriente dominante y llegar a la gente que quizá no estaba al tanto de la música fuera de lo corriente o que aún no podían mostrar su verdadero yo. También recibieron gran cantidad de quejas. Una vez empolvaron las caras de la audiencia con polvo de oro que no salía hasta después del lavado. En otra ocasión, sus cálculos en cuanto hasta qué punto se desplazarían las salpicaduras de sangre resultaron ser erróneos y el primer par de filas terminaron cubiertas de sangre.

Aunque poco a poco comenzaron a llamar la atención, en diciembre de 1992 se publicó su primera entrevista en la revista de música «SHOXX», tan solo dos meses después de su primera actuación en vídeo en Meguro Rockmaykan, dónde también distribuyeron su primera demo, Sans Logique. En julio de 1994, la primera edición del álbum Memoire se agotó. Lo habían producido y lanzado ellos mismos bajo el sello indie de reciente creación de Mana, Midi:Nette. El concierto en solitario en Shinjuku Loft para celebrar el lanzamiento también se agotó. Con prisas, produjeron una segunda edición y en diciembre, tras dos giras nacionales llamadas Cher de memoire y Cher de memoire II, lanzaron una tercera versión del álbum llamada Memoire DX, que incluía un tema extra, Baroque.

Sólo unos días después del lanzamiento de Memoire DX, el cantante, Tetsu, abandonó el grupo debido a que no estaba de acuerdo con introducir números de bailes y pantomimas en las actuaciones. A pesar de eso, la separación fue amistosa y Mana, Közi, Yu~ki y él continúan hoy día en términos amistosos.

A los miembros del grupo les llevó casi un año encontrar a un cantante que sintieran que compartía sus valores. Finalmente, un conocido les presentó a Gackt, (ex-Cains:Feel). El nuevo cantante parecía encajar a la perfección porque ya tenía sus propias ideas y teorías que quería incorporar a Malice Mizer y, a diferencia de Tetsu, no le importaba llevar maquillaje ni bailar en el escenario. Bajo su influencia la imagen de Malice Mizer cambió drásticamente. Su música llegó a ser más ligera y con un ánimo más romántico, aunque seguían incorporando las fuertes influencias clásicas así como música tecno y pop francés. El encaje negro y los rosarios góticos se cambiaron por coloridos trajes de época, con cada miembro del grupo eligiendo un color como firma: Mana el azul, Közi el rojo, Yu~ki el amarillo, Kami el morado y Gackt el negro o el blanco. Su imagen se desarrolló constantemente con un concepto, pero Mana era siempre «la chica»: una sirvienta, una prostituta, una dominatrix o una inocente chica cautivada por un vampiro. Sus rasgos cincelados y una constitución esbelta lo hacían una mujer muy convincente (una vez que se puso un vestido, su lado femenino se hizo cargo y se veía y movía como una chica). Tan solo en contadas ocasiones utilizaba ropa unisex, como el uniforme militar o pantalones de PVC.

Fama

El parón de un año durante el cual habían estado buscando un nuevo cantante, no había apagado su popularidad. Por el contrario, el concierto de resurgimiento en octubre de 1995 en Shibuya O-West agotó las entradas y la combinación de su música única con la suave voz de Gackt y su encantadora confianza demostró ser todo un éxito con el público. Le siguieron muchos más conciertos con entradas agotadas, incluido el concierto individual en Shibuya O-West para celebrar el lanzamiento del segundo álbum, Voyage. Finalmente, en 1997, les ofrecieron un contrato con el sello major Nippon Columbia. Era el comienzo de una brillante carrera.

Viajaron a Francia para rodar un cortometraje para la promoción del primer single como major, Bel Air y aparecieron con regularidad en la televisión actuando, en entrevistados y participando en concursos. El primer álbum major, Merveilles, debutó en el segundo puesto en la lista del Oricon y el correspondiente concierto, Merveilles, en el Nippon Budokan, que tiene una capacidad para 14.000 personas, agotó las entradas en un tiempo récord de dos minutos. El concierto en sí mismo fue espectacular, con varios niveles de decorado, un elaborado juego de luces y Mana montando en monopatín. Durante la última canción, Gackt usó unas enormes alas negras y vomito sangre falsa y se elevó hasta el techo gracias a unos cables. Tenían incluso su propio programa de radio pero Mana, que todavía se sentía tímido ante extraños, no participó. Él ya había adoptado la política de no hablar o sonreír en público que sigue empleando hoy día, prefiriendo dejar que su música hable por él. Si le hacían una pregunta en televisión o en un acto público él o bien susurraba en el oído de un miembro del grupo quién informaba al entrevistador de sus palabras o utilizaba carteles de «Sí» y «No» o instrumentos musicales para expresar la respuesta.

Sin embargo, a pesar del gran éxito, comenzaron a aparecer tensiones entre Gackt, que prevé una carrera internacional y una fama aún mayor para Malice Mizer, y los demás miembros quienes empezaban a sentir que, aunque estar en un sello major tenía muchas ventajas, también significaba que no siempre podrían hacer realidad sus ideas de la manera que quisieran. Todavía escribían su propia música y las historias y dibujaban los bocetos de las obras de teatro, pero ahora trabajaban con mucha gente distinta, que tenía sus propias maneras de ver las cosas y que a menudo se encontraban con dificultades para transmitir sus ideas. Gackt también empezó a componer canciones para sí mismo sin consultar a los demás, cosa que no apreciaron. Hacía finales de 1998, empezaron a circular rumores de que Gackt estaba desaparecido y planificaba una carrera en solitario. En principio fueron despedidos, pero en enero de 1999, Malice Mizer aparece en la portada de la revista «Fool’s Mate» sin Gackt, mientras que Gackt aparecía solo en la portada de «SHOXX». En la entrevista, Gackt confirmó que se estaba tomando un tiempo lejos de Malice Mizer para trabajar en un lanzamiento en solitario, titulado Mizerable y le dejó al grupo el invitarlo de nuevo. Él también empezó su propio club de fans. Nunca volvió al grupo y las circunstancias que llevaron a su salida son objeto de especulación incluso hoy día. En entrevistas y en su autobiografía, Jihaku, Gackt menciona diferencias con la administración y miembros del grupo, entre otras cosas. Malice Mizer, por otro lado, afirmó que había desaparecido de repente y sin explicación, que ya no asistía a las reuniones del grupo y su administración emitió un comunicado amenazando con demandarlo por incumplimiento del contrato.

Tragedia y nuevos comienzos

Mientras los fans y los medios de comunicación seguían debatiendo, Malice Mizer sufrió un golpe aún más duro: el 21 de junio de 1999, Kami, el baterista, murió repentinamente por una hemorragia subaracnoidea, con sólo 25 años. De acuerdo con los deseos de la familia, fue enterrado en una ceremonia privada sólo con los parientes cercanos. Dejó tras de sí unas cuentas canciones para el nuevo Malice Mizer (la primera que había compuesto él mismo) y el grupo publicó dos de ellas un año después como parte de una caja de coleccionista, Shinwa, en su memoria. En lugar de tener un funeral para fans que haría sentir tristes a todos, ellos querían compartir su trabajo con el mundo, porque sentían que eso les permitía transmitir su mensaje y a los fans mirar al futuro más de una manera más positiva. Como fecha del lanzamiento eligieron el cumpleaños del batería, el 1 de febrero. Kami nunca fue reemplazado. A partir de entonces Malice Mizer sólo utilizó baterías de soporte y Kami fue acreditado como «el eterno familiar de sangre» en todos los lanzamientos venideros.

Después de perder a Gackt y Kami muchos pensaban que Malice Mizer se disolvería, pero Mana mantuvo al grupo unido. En septiembre de 1999, con el fin de obtener el control total sobre sus asuntos, Malice Mizer regresó al sello de Mana, Midi:Nette y comenzó a trabajar con nuevo material. Hasta ese momento, Tetsu o Gackt habían escrito las letras de sus canciones, pero puesto que estaban todavía sin cantante, ahora la tarea recaía sobre Mana y Közi. Abandonaron el romántico sonido pop de la época de Gackt por una mezcla dramática de música clásica, rock gótico y metal que los vio regresar a sus raíces musicales y ampliarlas, adoptando un elaborado estilo de funeral gótico. Ahora Mana crea en sí mismo una imagen icónica que aún hoy se sigue encontrando en folletos de clubes góticos occidentales, ropa para ocasiones especiales e incluso en la portada de un libro de una colección de pequeños cuentos húngaros: una recatada gothic lolita con un corto vestido pomposo, calcetines hasta la rodilla y zapatos de enormes plataformas y un delicado rostro blanquecino de muñeca enmarcado por rizos de ébano.

En julio de 2000, después de dos singles instrumentales, Malice Mizer lanzó Shiroi hada ni Kuuru ai to kanashimi no rondo, con el que presentaron al nuevo cantante, Klaha, (ex-Pride of Mind), cuya voz profundamente operística complementaba perfectamente con la nueva música oscura. Un mes después, le siguió el cuarto álbum, Bara no seidou. El día del lanzamiento, Malice Mizer hizo la puesta en escena más espectacular hasta la fecha, un concierto de dos días en el Nippon Budokan, en el que destacaba un cielo nocturno artificial con la luna y las estrellas, pirotecnia y un coro de monjas con velo. El escenario estaba dividido en tres niveles, reflejando los tres singles que han llevado hasta el álbum o «santuario», representado con una imponente catedral gótica asentada en el estrato superior. Durante el final, los cuatro miembros del grupo se reunieron en el balcón de la catedral, mientras pétalos de rosas rojas caían flotando desde el techo. Malice Mizer había vuelto para bien.

Sin embargo, el renacimiento duró poco. En 2001, el grupo actuó en un largometraje de vampiros, Bara no Konrei, lanzó tres singles: Gardenia, que simbolizaba el amanecer de un nuevo día tras la noche pasada en el «santuario», Beast of Blood, que contaba la historia de unos vampiros viviendo en la ciudad moderna y Garnet; después de los cuales empezaron a trabajar en el quinto álbum. Sin embargo, Malice Mizer había llegado a una encrucijada. Hasta ahora, los miembros del grupo siempre habían trabajado dentro del marco del concepto de Malice Mizer «¿Qué es humano?», pero empezaban a sentirse limitados. Como es habitual, había una reunión tras otra y expresaban diferentes opiniones, pero esta vez no pudieron encontrar un terreno común. Finalmente, llegaron a la conclusión de que sería muy difícil llevar las ideas de todos a un álbum y que sería mejor si todos perseguían sus propias ideas fuera del grupo, adquiriendo nuevas experiencias y hasta el día en que se reunirían de nuevo. Así, en diciembre de 2001, después de casi diez años, los miembros de Malice Mizer fueron por caminos separados.

Klaha comenzó su carrera en solitario. Közi se unió a Eve of Destiny el grupo gótico de Haruhiko Ash y también empezó un proyecto en solitario. Yu~ki contribuyó con la letra en una de las canciones en el proyecto en solitario de Közi, aparte de eso se retiró del escenario. Mana, por su parte, se comprometió a crear algo «nuevo y sorprendente».

Fuentes: páginas web oficiales y publicaciones de Malice Mizer, Moi dix Mois y Moi-même-Moitié, entrevistas con Fool’s Mate, SHOXX, UV, Vicious, Da Vinchi, revistas de J-rock, Gothic & Lolita Bible, CD Japan, Orkus, JaME y muchos más. Un agradecimiento especial a Yuu y Daruku por la traducción.
artículos relacionados
artistas relacionados
comentarios
blog comments powered by Disqus
temas relacionados

Biografía especial de Mana

anuncios